10 días en Buenos Aires. Qué me llamó la atención

Plaza de la Libertad (Lomas de Zamora
Plaza de la Libertad (Lomas de Zamora)

Cosas que me han llamado la atención (seguro que hay más pero no me acuerdo) en este momento en los 10 días que llevo por aquí:

Aclaro que la mayoría se refieren a Lomas de Zamora que se encuentra al sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

Los gatos son muy mansos y se acercan a tí sin miedo.

No he visto gorriones y si un pájaro de color pardo claro

Las luces de emergencia de la policía siempre están activas día y noche mientras el coche patrulla circula, tanto si hay una emergencia o no.

Los autobuses o colectivos son propiedad particular. Incluso puede ser que una sola persona posea varios colectivos que trabajan en una o varias líneas. Por eso son tan diferentes y tienen un número que en cada colectivo tiene una tipografía, color y trazo totalmente diferente uno respecto a otro.

A lo mejor es por eso que son tan viejos. Alguna razón debía haber. El dueño del colectivo lo amortiza a base de bien.

Los bordillos y aceras están realmente castigados fuera de CABA. Hay irregularidades y las aceras se encuentran perfectas o en mal estado según los tramos.

Al menos en Lomas de Zamora, la basura se coloca en bolsas en unas cestas de rejilla metálica, que se apoyan sobre un soporte y no en contenedores.

En la tele dicen que recicles pero yo no he visto contenedores separados para papel, vidrio, envases, ropa, aceite, orgánico o restos.

El Banco Provincia (público) funciona realmente de una manera digamos, singular. Parece que las gestiones siempre llevan mas tiempo de la cuenta y no tienen cajeros donde se pueda ingresar dinero (con o sin sobre) directamente a otra cuenta. Es decir, has de hacer cola y que te atienda un bancario para que resuelva tu gestión.

Los semáforos están colocados metros más a allá de la línea de detención del tráfico rodado. Es decir, que los coches están detenidos en un lugar determinado, le sigue el paso de peatones y tras el paso de peatones esta situado el semáforo que regula el tráfico.

La preferencia de los semáforos es para el tráfico. Hay señalizaciones para el peatón, pero la gente cruza cuando a su izquierda y derecha no hay tráfico en movimiento.

Es fácil cruzar luna calle, pero en los cruces hay que tener cuidado. Al margen de que no es raro que algún coche apure demasiado. Todo imagino consecuencia del tráfico generado en una ciudad tan enorme.

Hablando de enormidades, muchas zonas del Gran Buenos Aires) son realmente como pueblos urbanos. Todas las cuadras rellenas de casas de una altura.

En las demás zonas no lo se, pero en Lomas de Zamora (y supongo que en otras zonas también, gozan de cierta independencia institucional respecto a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires – CABA). Pueden encontrarte que se están realizando obras de urbanismo de un día para otro y es un poco misterioso enterarse de su ejecución.

Abren la calle, una zanja o reasfaltan y la gente se queja (o no) y nadie sabe que se iba a hacer tal cosa en tal fecha. Al menos no lo sabe casi nadie.

Yo supongo que aparte de los que la ejecutan, dirigen y gestionan, estaría bien que se enteraran los ciudadanos de la zona afectada y pusieran avisos y carteles y no se encontraran una “obra-sorpresa”.

La cantidad de tipología social es inmensa. Con razón, obedece a la conocida iconoclasta, variada y diferente influencia social y arquitectónica desde hace más de un siglo.

Principalmente la influencia histórica es ítalo-española, pero hay judíos, alemanes, ingleses. Y además gente nativa de América de la época precolombina. Suma a ello razas negras, orientales y alguna otra que se me escapa y puede que aquí haya representantes de cualquier país del mundo caminando por la calle.

Cuando llegues aquí lo primero que te dirán es que tengas cuidado con tus pertenencias y que ni se te ocurra descuidarte con el móvil. Son muy conocidos los moto-chorros (moto-ladrones).

Si hablas con el móvil de manera distraída, puede que aparezca un tipo te quite el celular de las manos y vaya hacia su cómplice montado en una moto unos metros mas allá de tí con el fruto de su robo y como dicen aquí: ¡Chau! Te quedaste sin terminal.

Como en todas partes si vas haciendo el panoli pues pagarás las consecuencias.

Respecto a la variedad sociológica antes mencionada, lo mismo puedes encontrarte con alguien de aspecto digamos andino y al lado un heavy-gótico o un ortodoxo judío o alguien que viste por completo con ropa deportiva holgada o un ratón de biblioteca, funcionario o un religioso con sotana. Y nadie se extraña. Tal es la variedad y origen social por acá.

Para terminar me quedo con el espíritu acogedor que tiene el país y la ciudad. Eso es indiscutible, cotidiano y palpable. Por norma general si no te muestras enfadado o tienes un aspecto lamentable y preguntas cualquier cosa a alguien te responderán con respeto y de manera cálida y acogedora.

No es extraño que puedas entablar una conversación con cierta naturalidad. Y francamente, es cosa a estimar.

Ya lo dice el refrán: De bien nacidos es ser agradecidos.