Disculpas por si acaso a quienes visiten Buenos Aires

Campana de Escobar dispuesto a menear el bigote

Hace mucho tiempo me llamaron raro. Y otra persona corrigió a quien así me calificó diciendo “no es raro, es diferente”.

Pensar como todo el mundo sería muy aburrido. Y si así fuese probablemente nos abríamos extinguido. Es de quienes no se sujetan a las normas a quienes corresponde cambiar o hacer avanzar al mundo. Parafraseando al gran Raúl Minchinela con su cita de «Manténganse misteriosos» yo pseudo-parafraseo a otro grande para mi: Camarada Bakunin y digo:

Manténganse subversivos.

Personalmente no me gustan los mansos, apesebrados, los conformistas con mas tragaderas que Carpanta 0 PAsoDEFOllones (PADEFOs). Ese tipo de gente que acepta lo que les viene dado y transcurre su vida sin una nanopartícula de rebeldía.

¿A qué viene este soliloquio? A que he estado pensando sobre qué escribir en esta bitácora. Y creo que no voy a negarme a contar todo lo que se me ocurra. Creo que por mucho que cuente, no es lo mismo vivir o interpretar mi punto de vista sobre la realidad de Buenos Aires y que la civilización es compleja y por muchos “secretos” que cuente, quien aquí pise el suelo de esta gran urbe por primera vez se va sorprender de algunas cosas o de bastantes. Seguro.

Salvo que sea un trozo de piedra y tenga la misma sensibilidad que el bordillo de una acera.

Conclusión: seguiré contando por aquí lo que considere oportuno. Si les divierte, entretiene, divierte o aprenden algo pues me sentiré humildemente satisfecho.

Nota: El enlace a la bitácora Halón disparado relacionada con Camarada Bakunin no está disponible o no soy capaz de encontrarla viva. Disculpas sinceras desde aquí a su autor.